14 de julio 2021. Los trabajos de monitorización desarrollados dentro del proyecto Hospital Sudoe 4.0 permitirán conocer las necesidades energéticas de los tres hospitales en España, Portugal y Francia, y  el camino a seguir para reducir sus consumos energéticos y conseguir hospitales más eficientes y confortables.

Tras unos meses complicados por la situación pandémica derivada de la crisis sanitaria de la Covid19-  que ha retrasado algunos de los avances del proyecto Interreg Sudoe ‘Hospital Sudoe 4.0’, se inician en los complejos asistenciales de España (Badajoz), Portugal ( Leiria) y Francia (Bayonna) los procesos de monitorización.

Hospital SUDOE 4.0 es un proyecto apoyado por el Programa Interreg SUDOE, diseñado para llevar a cabo la experimentación en tres edificios hospitalarios de la región SUDOE: el Hospital Perpetuo Socorro de Badajoz (España), la Clínica Belharra, Bayona (Francia), y el Hospital de Santo André, Leiria (Portugal).

Un trabajo que ayudará a conseguir niveles óptimos de eficiencia energética en los citados complejos asistenciales. En concreto, la monitorización permitirá conocer en tiempo real los consumos de energía, agua y sistemas de climatización para poder llegar a una gestión excelente con la que rebajar las emisiones de CO2.

España: Envolvente térmica

En España, el proyecto de monitorización del Hospital del Perpetuo Socorro de Badajoz permitirá conocer qué necesidades energéticas tiene el complejo asistencial creado en 1956 mediante el trabajo conjunto que viene desarrollando la Junta de Extremadura, a través de la Dirección General de Accesibilidad y Centros (DGAYC) de la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales, junto La Fundación para la Formación e Investigación de los Profesionales de la Salud de Extremadura (FundeSalud)

El objetivo es diseñar un sistema de monitorización que permita conocer el comportamiento de la envolvente térmica del edificio. Para ello, se medirán condiciones externas como temperatura, humedad relativa, velocidad de viento y radiación solar; las condiciones de los cerramientos, las de los interiores del complejo asistencial y otras.

De forma paralela a este proceso, se realizó un estudio para conocer la determinación de consumos energéticos globales de los hospitales del territorio extremeño. Para ello, FundeSalud desarrolló un estudio cuantitativo del parque edificatorio de los 14 hospitales de la región, entre los que se encuentra el hospital piloto en Badajoz. Además, se elaboró un diagnóstico con los resultados recopilados colaborando en la elaboración de un diagnóstico para todo el territorio SUDOE, basado en la obtención  de los resultados extrapolados.

La monitorización ayudará a reducir los consumos energéticos en los hospitales

Portugal: Consumo de energía y agua

En el caso portugués, los trabajos de los últimos meses realizados por ADENE e IST han permitido un estudio completo y detallado de todos los aspectos relacionados con el consumo de energía y agua. Un mapeo completo de recursos que incluyó la caracterización del suministro de electricidad, gas y agua del hospital. 

Con este trabajo previo a la monitorización, se han recabado los datos que deberán ponerse a disposición de la plataforma online del proyecto creada al efecto para poder comprobar de forma real los consumos de agua y energía con los que definir las alternativas de ahorro y eficiencia energética.

Entre otros aspectos, se ha observado la existencia de grandes equipos eléctricos consumidores de energía en los que hasta la fecha no existía un punto de seguimiento, siendo necesario en estos casos adquirir equipos auxiliares adicionales para tal fin. 

Los trabajos de seguimiento comenzaron en junio de 2021 y se mantendrán durante todo el desarrollo del proyecto.

Francia: Energía renovable in situ

En Francia, NOBATEK/INEF4, Instituto para la Transición Energética y Ambiental de edificios, y ESTIA, Ecole Supérieures des Technologies Industriels, en asociación con la clínica Belharra, están aunando su experiencia para mejorar la eficiencia energética en los hospitales.

Tras haber caracterizado el consumo de estructuras hospitalarias en el suroeste de Francia, los responsables del proyecto se encuentran actualmente completando la fase de monitorización de la clínica Belharra mediante la instalación de sensores para recoger datos en tiempo real y volcarlos a una plataforma digital. 

El objetivo principal de esta fase es evaluar la capacidad de la clínica Belharra para producir energía renovable in situ .En paralelo, se han desarrollado diferentes escenarios con el fin de orientar a los responsables técnicos de estos edificios para actuar mejor y más rápido, y en línea con el objetivo de reducir las emisiones de carbono, sin olvidar por supuesto la comodidad de los usuarios. 

De forma paralela, en el mes de febrero, se realizó una encuesta, en la que participaron 250 pacientes y visitantes y 74 profesionales, que permitió recoger la sensación de confort térmico en la clínica. 

El objetivo de toda esta recogida de información es disponer de un entorno de experimentación conjunta entre los socios del proyecto. Así, se pretende generar un conocimiento detallado sobre el estado real de los edificios, el cual, por un lado servirá para generar procedimientos genéricos de monitorización de otros edificios, y por otro lado será incorporado a uno de los resultados principales del proyecto, la “Plataforma Hospital Sudoe 4.0”.

Esta plataforma es la encargada de albergar el gemelo digital del edificio y compararlo con el estado real del mismo para identificar potenciales de mejora, tanto en la gestión diaria del edificio como en estrategias de renovación energética a largo plazo. La misma, la desarrolla desde Burgos ITCL Centro Tecnológico.

Ir a la barra de herramientas