Los responsables del proyecto Hospital Sudoe 4.0 presentan en el Congreso Life Habitat, en Valladolid, las principales conclusiones del proyecto europeo que busca conseguir, mediante el uso de la tecnología: hospitales y complejos asistenciales más eficientes que redunden en un mayor bienestar de los pacientes y del personal sanitario. Un proyecto liderado por ITCL Centro Tecnológico (Burgos) que analiza aspectos como la calidad del aire y que busca priorizar el ahorro energético y del consumo de agua en los hospitales de todo territorio Sudoe (España, Francia y Portugal) gracias al uso de soluciones tecnológicas avanzadas.

Durante los días 2 y 3 de junio, la capital castellano y leonesa acoge el congreso Life Habitat que en esta edición centra su atención en las ciudades y núcleos de escala intermedia: entornos que, por su tamaño y propiedades, ofrecen o pueden ofrecer facilidades para abordar algunos de los principales retos marcados por la Agenda Urbana Española en materia de salud, bienestar y, en definitiva, calidad de vida. 

En este contexto, el responsable de Unidad de Eficiencia Energética y Sostenibilidad de ITCL (Instituto Tecnológico de Castilla y León), David González, dará a conocer en la ponencia titulada ‘Tecnologías digitales para espacios saludables en ciudades medias. HOSPITAL SUDOE 4.0 y PLATAFORMA SENSORIZACIÓN CONFORT’ los principales resultados del proyecto Hospital Sudoe 4.0 que ha analizado en los últimos dos años los hospitales Perpetuo Socorro, de Badajoz; Hospital de Santo André, de Leiria (Portugal), y la Clínica Belharra, Bayonne (Francia) con el ánimo de presentar cómo deben ser los hospitales del futuro.

El trabajo de campo en los hospitales piloto de España, Portugal y Francia se ha desarrollado en los últimos meses con el ánimo de obtener niveles óptimos de eficiencia energética en los citados complejos asistenciales. En concreto, la monitorización permite conocer en tiempo real los consumos de energía, agua y sistemas de climatización para poder llegar a una gestión excelente con la que rebajar las emisiones de CO2.

El responsable del proyecto en ITCL, David González, entiende que el uso de soluciones tecnológicas avanzadas como la Plataforma Hospital Sudoe 4.0 redundará en un “importante ahorro energético” teniendo en cuenta que el consumo de energía medio en España es de 6.312.807 megavatios al año y de agua 34.239.956 metros cúbicos. Así se desgrana de una muestra llevada a cabo en el proyecto que ha medido 50 parámetros en 37 hospitales encuestados.

Plataforma Hospital Sudoe 4.0: Mejora eficiencia energética y calidad del aire

Uno de los aspectos más novedosos es la creación de la  Plataforma Hospital Sudoe 4.0, que ofrece a sus usuarios herramientas dedicadas a la gestión eficiente de edificios mediante la acción combinada de la monitorización energética y la creación de un gemelo digital del edificio.

De esta forma, tanto gestores como técnicos de mantenimiento son capaces de realizar simulaciones complejas y obtener resultados significativos sin precisar de un gran esfuerzo ni de conocimientos específicos. Esto es posible gracias a la metodología de introducción de datos de la plataforma, por medio de sencillos cuestionarios y la distribución modular de la información en herramientas dedicadas a resultados, propuestas de renovación y alertas.

Dichas herramientas están diseñadas para supervisar en tiempo real cinco ejes principales: i) energía, ii) agua, iii) calidad del aire interior, iv) envolvente térmica y v) capacidad de autoproducción de energía; con el objetivo final de maximizar la eficiencia energética, minimizar las emisiones de CO2, mejorar la calidad de vida en el interior del edificio y alertar de posibles ineficiencias.

Life Habitat 2022

Este año 2022, el Congreso centra su atención en las ciudades y núcleos de escala intermedia: entornos que, por su tamaño y propiedades, ofrecen o pueden ofrecer facilidades para abordar algunos de los principales retos marcados por la Agenda Urbana Española en materia de salud, bienestar y, en definitiva, calidad de vida. También, y al mismo tiempo, disponen de potencial para erigirse en intermediadores que ofrezcan servicios y respuesta a necesidades esenciales de áreas más pequeñas y núcleos rurales a este respecto.

Por todo ello, se hace imprescindible ampliar el debate interdisciplinar de años anteriores, dialogando desde el hábitat y la salud con nuevos perfiles: geografía, sociología, economía, política… y estableciendo un cruce de perspectivas capaz no solo de analizar esos valores, sino el contexto en que se enmarcan, las posibilidades para potenciar la calidad de vida en estas áreas en base a su naturaleza y las claves para que sean (re)conocidos.

Profesionales, pero también academia, administración pública y sociedad están convocados una vez más a un encuentro esencial para encontrar oportunidades de desarrollo basadas en la mejora de los entornos que habitamos.

Ir a la barra de herramientas