La implantación de la Plataforma Hospital SUDOE 4.0, referente a la envolvente del edificio, permitirá facilitar la toma de decisiones relativas a mejoras de eficiencia energética mediante futuras obras de reforma en sus distintos cerramientos constructivos.

Además, este sistema de monitorización de la envolvente para evaluar peligros de condensación en espacios interiores se presenta como la mayor aportación que se hará desde este ámbito de desarrollo a la plataforma para la gestión futura de los hospitales, pues trasciende lo meramente energético y se centra en la salubridad exigible a las edificaciones para salvaguardar la salud de las personas usuarias del hospital.

La envolvente suele integrar elementos móviles con impacto directo en las demandas y en los consumos energéticos de los hospitales. Ese es el caso de las ventanas y los dispositivos para el control del soleamiento, sobre los que se debe llevar a cabo una supervisión, cosa posible adoptando medidas de bajo coste y/o planes de mantenimiento.

Por otra parte, el régimen higrotérmico del aire en los recintos del edificio está íntimamente ligado a las temperaturas radiantes de los elementos constructivos que delimitan sus espacios a la hora de evaluar el confort térmico exigible. A su vez, estos valores de confort, podrían ser adaptativos y variables a lo largo del tiempo, con impacto directo sobre la eficiencia energética de las instalaciones mecánicas de calefacción y refrigeración.

Monitorización de la envolvente

Probablemente, debido al uso del edificio y al estado de salud de parte de sus ocupantes, la monitorización de la envolvente para evaluar peligros de condensación en espacios interiores sea la mayor aportación que se hará desde este ámbito de desarrollo a la plataforma para la gestión futura de los hospitales, pues trasciende lo meramente energético y se centra en la salubridad exigible a las edificaciones para salvaguardar la salud de las personas usuarias del hospital, con probable estado delicado de salud en muchos casos.

Así, se ha orientado el campo de estudio de estas variables dinámicas a tres líneas de investigación.

Control de huecos

Control de huecos: estrategias pasivas de acondicionamiento ambiental. En esta experiencia piloto en la que estamos trabajando, se plantea la monitorización de las posiciones de persianas en algunas habitaciones de hospitalización y de apertura de ventanas en varios espacios comunes y de pública concurrencia dentro del hospital.

Tomando como base la monitorización de variables físicas y la programación en la plataforma remota, se obtendría una posición óptima de estos elementos a tiempo real. Será, lógicamente, variable en el tiempo, según localización y parámetros del ambiente exterior e interior.

Los sistemas automáticos para controlar los huecos y, por extensión, el intercambio energético entre los espacios interiores y el exterior, serían la solución más eficiente, pero existe gran incertidumbre acerca de los ahorros económicos y energéticos a lo largo del tiempo que pueden generar, pues no se ha podido encontrar en la bibliografía información sobre caracterizaciones de uso ni estudios específicos para uso hospitalario, ni tampoco para edificios en clima mediterráneo, con grandes aportes por radiación y posibilidad de aprovechar estrategias pasivas de acondicionamiento ambiental debidas al aire y a la luz solar.

La monitorización de estos elementos y la consiguiente digitalización y acumulación de datos nos permitirán caracterizar estos elementos a lo largo del año para futuras simulaciones energéticas en centros hospitalarios, para el clima concreto de Badajoz, incluso por distintas orientaciones. 

Más allá de esta utilidad, se plantea la posibilidad de interacción entre las posiciones que se consideren óptimas en el control de huecos y la implementación de futuros planes de mantenimiento del edificio en este campo. 

Confort adaptativo: temperaturas de servicio variables en el tiempo

Nuestro reglamento estatal de instalaciones térmicas establece unos límites admisibles en función de la temperatura operativa y la humedad relativa del aire interior. A su vez, esta temperatura operativa es función de la temperatura seca del aire y de la temperatura radiante de los elementos constructivos que delimitan los espacios.

En esta temperatura radiante, el peso que tiene la temperatura superficial interior de los cerramientos en contacto con el exterior es determinante, y pues pueden requerirse valores de temperaturas primarias en calefacción y refrigeración más extremas, con el consiguiente aumento de consumos eléctricos o de combustibles.

Con la monitorización propuesta, se quiere estudiar mediante digitalización de datos reales este confort adaptativo, y añadir alarmas cuando no se alcancen o sean sobrepasados los valores normativos. Además, podrán tomarse decisiones en cuanto a temperaturas de servicio en sistemas primarios, actuarse en regulación de potencia, temperatura y/o caudal de ventiladores en al menos en despachos, consultas y espacios si no existen automatismos de control es sus instalaciones térmicas.

Peligro de condensaciones: el síndrome del “espacio enfermo”

Tradicionalmente su utiliza la expresión “edificio enfermo” para denominar a aquellos cuyos usuarios fueron foco de contagio por Legionella, de tal manera que una patología que permanecía oculta en sus instalaciones de agua caliente de consumo daba al traste con las prestaciones exigibles a toda edificación en materia de salubridad.

Sin embargo, respecto a las condensaciones superficiales, no se han localizado protocolos hospitalarios concretos referentes a los problemas de salud ocasionados por la proliferación de humedades persistentes en los espacios interiores y su consecuente proliferación de moho, un hongo que emite esporas.

Estas esporas están relacionadas con afecciones del tracto respiratorio, rinitis y sibilancias en personas sanas, mientras que en personas con alergias o en delicado estado de salud, la neumonitis y las infecciones por Aspergilus pueden tener resultados fatales si se mantienen en el tiempo.

Se propone monitorizar los puntos interiores de la envolvente más fríos en los espacios, de modo que la plataforma remota hará registro de los periodos en los que hay peligro teórico de condensación, para tomar acciones preventivas y/o correctivas si éste se prolonga en el tiempo.

Ir a la barra de herramientas