Extremadura es una de las regiones españolas que apuesta más fuertemente por el uso de las energías renovables y apostar por el camino de la sostenibilidad. Por ello, recientemente se ha aprobado el “Plan Integrado de Energía y Clima de Extremadura 2021-2030 (PEIEC)”, alineado con los objetivos marcados por el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima.

Este Plan representa el compromiso y la contribución de Extremadura al esfuerzo nacional y europeo en la transición energética y en la lucha contra el cambio climático.

El objetivo general de este Plan es avanzar en la transición energética de la economía extremeña, estableciendo una hoja de ruta política, social y económica orientada a la neutralidad climática en la región en el horizonte 2030.

El PEIEC establece las acciones a implementar en las áreas específicas de mitigación, adaptación, investigación y activación social para enfrentar el cambio climático en la próxima década. Para ello, se establecen unos objetivos cuantificados en materia de reducción de emisiones de GEI, penetración de energías renovables y eficiencia energética, de tal manera que se estimule el desarrollo económico y social de la región, minimizando los impactos derivados del cambio climático y en la naturaleza, asociado al sistema energético extremeño.

Dadas las características geográficas, sociales y productivas de Extremadura, este Plan se centra en la mitigación del cambio climático, desarrollando medidas para alcanzar una economía baja en carbono, reducir el consumo energético, así como promover alternativas sostenibles a tecnologías y procesos que implican un elevado consumo energético.

El presidente de la Junta de Extremadura y los agentes sociales han firmado este 2021 Mérida el Plan Extremeño de Energía y Clima (PEIC), 2021-203, un plan que prevé una inversión global en este periodo de 18.640 millones de euros, el PIB extremeño, la mayor parte de ellos inversión privada, la creación de unos 87.950 empleos, la instalación de 11.000 megavatios de energía renovable, la mayor parte fotovoltaica (8.000 MW) y solar termoeléctrica (1.500 MW) y dejará 1.300 millones de euros en las arcas municipales.

Objetivos del PEIEC

En cuanto al sistema energético y las emisiones de GEI, los objetivos establecidos en el PEIEC para 2030 son:

– Reducción del 10,03% de las emisiones de GEI en Extremadura respecto a las emisiones de 2017.

– Incremento del 9,8% en la capacidad de absorción de emisiones de GEI de los sumideros.

– Contribución del 40,6% de la energía primaria renovable y del 35,7% de la energía final renovable para 2030.

– 22% de reducción de energía primaria para 2030 en comparación con 2017.

– Contribución renovable del 99% en la generación de electricidad para 2030

Este plan supondrá una inversión de 17.240 millones de euros, lo que supone una importante contribución a la dinamización económica y modernización de la comarca.

El uso de las energías renovables en los edificios es más prioritario que nunca gracias a los altos costes energéticos actuales y este nuevo plan que apoyará económicamente a las nuevas inversiones que se realicen.

Ir a la barra de herramientas